La Fiesta de Shoton se origina desde el siglo XI. Fue una observancia religiosa exclusivamente hasta el siglo XVII cuando el Gran Dalai Lama V introdujo la ópera tibetana en la celebración y la hizo en una gala a nivel nacional. Como la fiesta grandísima y más misteriosa en el Techo Mundial, Shoton sirve de una vitrina de la tradición radial, la cultura atractiva y la gran devoción del pueblo tibetano. Los viajeros globales quienes llegan a este terreno prohibido durante este tiempo, no solamente pueden contemplar sus lagos turquesas y montañas cubiertas de nieve.

Principalmente, la fiesta consiste en 3 partes: la Exposición de la Gran Buda, el Espectáculo de la Ópera Tibetana y las competiciones deportivas tradicionales como el Carrusel y la Carrera del Yak. Esto representa la quintaesencia de la religión, la cultura y la tradición tibetana.

La Fiesta de Shoton se inscribió en la lista de la Herencia Cultural Intangible China por el Consejo de Estado en el año 2006.